Viernes de Marzo en Los Brezos

Aprovechando un viernes libre y que además para ese sábado daban lluvia, nos escapamos a La Pedriza a disfrutar de la soledad de entre semana y de no tener que madrugar para entrar por la barrera…

Carlos se apunta in extremis la noche anterior, aunque nos pide que le esperemos hasta media mañana, y como no tenemos prisa le esperamos hasta que se queda libre para ir todos en un solo vehículo.

En teoría daban sol y nubes, pero llegando a Manzanares vemos el cielo bastante despejado, con las únicas nubes importantes, bloqueadas firmemente, al norte de La Cuerda Larga, pinta bien…

Dejamos el coche en Canto Cochino y nos dirigimos al Cancho de los Brezos, a unas placas fáciles que hay a la izquierda del muro principal. Carlos, inocente de él, posa para el Tinder sin saberlo…

Ya en el pie de vía echamos un último vistazo a la guía, pues hemos visto alguna vía nueva o que al menos no estaba la última vez que estuvimos por aquí hace años. En aquella ocasión escalamos las vías a la izquierda de la chorrera negra, hoy seguiremos probando las que están a la derecha de la chorrera, que también parecen fáciles.

Subimos a una plataforma donde da bien el sol y desde la que salen las vías de la izquierda de la chorrera, así no nos helaremos en la sombra. Hay un par de químicos cerca de esas vías y los usaremos para ir hacia la vía «Chicho (IV+)», a la derecha de la chorrera, que es la que queremos probar. La única pega es que hay un agujero bastante profundo entre la plataforma y la pared, y hay que estar al loro para no acabar dentro.

La vía, muy fácil, con muchos pies y tumbadita, aunque por arriba tiene algún aleje se hace bien sin problemas. Ojo, que estas vías miden algo más de 30 metros, tenerlo en cuenta a la hora de descolgar al compañero y acordaros del agujero que hay en el pie de vía…

Turno de Jara, que sube muy suelta, yo me lo iba pensando y tal… pero la tipa esta sube como si nada.

Llegaron unos chicos que nos preguntaron por los grados y finalmente se metieron en las vías del muro principal, a nuestra derecha. Son algo más finas pero también son fáciles, o eso quiero recordar, hará unos veinte años que probé dos o tres de esas vías…

Le toca a Carlos que mira el agujero con desconfianza, pero realizando una hiperextensión (un pelín exagerada) se monta en el muro y tira pa’rriba.

Aunque pueda parecer raro ni se lesionó ni nada, subió hasta la cadena el tío, y he de decir que bastante fresco también, aún para ir de segundo, será por los gatos nuevos…

Jara quiere probar la vía de la derecha, es aquella que no nos sonaba de la última vez que anduvimos por aquí.

Tiene muchas balmas para pies y manos y las chapas están algo más cerca que en la vía anterior… y tumbadita.

En la parte final desaparecen las balmas y hay unos metros de placa muy chulos en los que hay que fiarse de los pies. El inicio de la vía será IVº y la parte final de la placa Vº ó V+.

Comemos algo y se empieza a nublar y a soplar el viento. Las nubes gordas han sobrepasado ya La Cuerda Larga y parece que se mueven rápido. Pronto se meterá el sol y no habrá quien esté por aquí, así que recogemos los trastos y de vuelta a Cantoco

Hasta el próximo viernes furtivo!

Aupa!

821

Deja un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *