“Sur Clásica” a La Pared de Santillana

Tras casi diez años de escaladas por la Pedriza aún tenía pendiente visitar uno de sus riscos mas emblemáticos…

La Pared de Santillana, con sus 120 metros, se alza desde las inmediaciones de la Pradera de Navajuelos, en la Pedriza Posterior. Su cara sur, muy vertical, ofrece una escalada muy disfrutona gracias a las setas que inundan la pared a partir de los 20 primeros metros.

Son las mismas setas que usaremos para asegurarnos ya que no encontraremos anclajes fijos ni en las reuniones, aunque si hay alguna vía deportiva equipada en el risco.

Por fín, la Semana Santa del 2006, decidimos subir un par de días a ver si podíamos hacer cumbre por la cara sur. Accedimos por el camino que sube desde El Tolmo entre Las Buitreras y El Hueso, que aunque es mas duro nos pareció bastante mas corto.


Una vez en Cancho Amarillo el camino pierde inclinación llegando al poco a la Pradera de Navajuelos desde donde divisamos ya perfectamente la Bola de Navajuelos, el Risco de los Suicidas y la Pared de Santillana.


Cuando llegamos hay tres tíos que están a cinco metros del suelo. A una distancia prudencial, nos acoplamos en una sombra. El que va de primero destrepa, quitando tres friends que había puesto, recogen y se piran hacia el Collado de la Ventana. Un tragito de agua, unos lacasitos y pa’arriba.


El primer largo comienza por una fisura-canalizo que, aunque no presenta mucha dificultad, da un poquito de miedo por lo vertical del tramo.


Por momentos piensas que como lo graduaron de IVº…


Se protege bien con dos ó tres friends medianos. Más arriba encontraremos un buril sin chapa, luego un clavo vetusto… y llegamos a las famosas setas, donde montaremos reunión en las que más nos gusten.


El segundo largo, de casi 60 metros, es una flipada. Al principio no, pero luego se pone vertical que te cagas y el patio se empieza a ver de otra forma. Menos mal que las setas dan bastante canto y escalar se convierte en un placer.


Hay alguna fisura donde meter algun friend o fisurero, pero lo suyo es aprovechar las setas laceándolas con cintas planas o cordinos. Recomiendo mejor las cintas planas, pero procura ir bien cargado que luego hay que montar reunion y tal… (yo usé hasta el cordinillo de emergencia que llevaba para el prusik).


Casi 60 metros hasta la segunda reunión en una repisa con alguna seta grande.


El tercer largo tiene 60 metros y lo mismo, setas a tope hasta la cumbre. De vez en cuando un pasito a derecha o izquierda para buscar las más hermosas, pero hasta las pequeñitas dan canto…


Llegas arriba con la cuerda que pesa un huevo… (yo llevaba dos de 10.2… bufff…) Monté la reunión en un bloque con una fisura al lado, aunque creo recordar que luego vi una reunión con chapas por ahí cerca.


Y la cumbre…



Desde la cumbre nos dirigimos hacia el norte donde vemos unas marcas de pintura del PR que nos llevan hacia el este, plantándonos en el pie de vía en poco mas de 15 minutos.


Como siempre, aparece Kako a medio descenso…


Una vez abajo veo las secuelas del paso por la fisura…


Aprovecho para sacar alguna foto de la Pared de Santillana


…del campamento a pie de vía…

…y del Mogote de los Suicidas


…mientras nos va cogiendo la noche.


Al día siguiente aparece el Javito, que ha dormido en el Collado de la Dehesilla y quiere meterse en el muro de setas.


Para no repetir decidimos meterle al «Espolon Peñalara» pero Javi quiere probar la placa del muro principal que esta equipada y saldra 6c o por ahí…


Tras chapar la segunda y ver que aquello era imposible nos pide los estribos… para intentar llegar en artifo hasta alcanzar la fisura de la «Sur Clásica».


Una vez allí continúa por la fisura hasta que llega, desviándose a la derecha, a la reunion del 6c.


Un sitio ideal para tirarnos a por el espolón…


Desde la reunión salimos hacia la derecha, ascendiendo en diagonal hasta alcanzar el espolón de la vía «Peñalara». Javi tiene ganas y le dejamos catar las setas a él de primero…



Le toca a Peter, y aquí también hay setas para todos los gustos…


Los del campo base controlando el progreso de la escalada.


Las vistas hacia la derecha montados en el espolón dan bastante ambientillo.


Javi monta la reunión 5 ó 6 metros por debajo de la repisa intermedia, en un setón que vé y le mola…


El último largo lo hacemos rapido porqué se ha nublado hace rato y el viento empieza a arreciar.


Esta vez Javito me cede el cabo caliente…


En la cima hay un viento que te cagas y aunque el cielo está bastante cerrado no parece que vaya a llover, de momento.


Recogemos el material, las cuerdas y nos bajamos zumbando al pie de vía a papear que hay un hambre… que da calambre.

Preparamos una pulguitas, algo ligero para coger fuerzas para camino de bajada hasta el aparcamiento…

Después de hincharnos y reposar un poco fumando algo, recogemos el garito y nos bajamos para Madrid…

… con la Pared de Santillana en el bolsillo… ¡Una menos!

Video Pared de Santillana – La Pedriza

Croquis “Sur Clásica” – Pared de Santillana – La Pedriza

Aupa!

8407

Deja un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *