Echando un ratillo en la Placa del Emilio

Otro viernes furtivo que nos hemos podido escapar a La Pedriza. Llegamos bien entrada la mañana y encima nos enrollamos bastante en Manzanares recogiendo un libro y saludando a unos amigos en El Tranco, así que decidimos ir a algún sitio cercano ya que luego hemos quedado con estos amigos de El Tranco para vernos un rato.

Cerquita y fácil… la Placa del Emilio.

Esta placa recibe su nombre de Emilio Delgado, su descubridor a mediados de la década de los 80 y también su principal equipador. Carlos se nos va unos días a Asturias y quiere prepararse psicológicamente dándole de primero a varias vías para soltarse y poder disfrutar por el norte. Hace bastantes años que estuvimos en la Placa del Emilio y como está a tiro de piedra y tiene vías fáciles sin muchos alejes nos decantamos por ella.

Desde el Tranco, tras pasar el Risco de El Indio y el Risco de La Fuente, nos desviamos a la izquierda por un camino con algún hito esporádico que nos lleva hasta la repisa de acceso al pie de vía de la Placa del Emilio.

En nuestra última visita (creo que en 2012) escalamos las vías de más a la derecha de la placa, algo más durillas, con algunos 6a y 6a+. Esta vez empezaremos por los quintillos del centro de la pared.

Tras los típicos preparativos nos ponemos al lío, empezando por la vía «Full II (V-)».


Disfrutona, con algún aleje por arriba en la parte tumbada del final, pero fácil. Carlos se anima a ir de primero…


Luego probamos la que está a la derecha de «Full II», «Juliana Martín (V+)», esta vez es Jara la que se anima a poner las cintas.

Muy parecida a la anterior, con su aleje correspondiente en la parte final, pero igual de fácil y asequible.

A Carlos le vemos suelto, de momento le está dando a todas de primero…

Le doy el último para desmontarla y compruebo que tiene un pasito fino al comienzo.

Luego continúa por la placa con buenos pies y cositas para las manos.

Mientras, Jara ha encontrado la siguiente vía, una a la izquierda del muro que recorre un pequeño filón de cuarzo en su primera mitad, «Rey Sonso (IV+)», le ha gustado el filón y no hay más que hablar…

Tumbadita al principio, cuando el filón a izquierdas desaparece sigue recto por la placa hasta la reunión.

Me abstengo de poner alguna foto comprometida de algúnos/as, menudas caras de concentración que os perdéis…

Acabamos el día comiendo algo, junto a las cabras, en la praderas que hay delante de El Indio, antes de bajar al Tranco, donde apuramos un par de horas más con Eva y compañía antes de volver a Madrid.

Aupa!

659

Deja un comentario...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *